La mejor textura para los mejores granizados

Cuando hablamos de los diferentes criterios de calidad para valorar un granizado, tenemos que fijarnos fundamentalmente en dos aspectos, el sabor y la textura, que son los que determinan que nuestro granizado salga perfecto o no. Por eso, es importante contar con un proveedor de calidad, tanto de la máquina como del producto, como lo somos Granizados Maresme.

Y es que como siempre, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia. Esas pequeñas cosas son las que señalan la frontera entre un granizado bien hecho y uno malo o sólo aceptable. Es importante que tu proveedor te proporcione toda la información técnica que necesites para poder preparar granizados con la calidad profesional y la seguridad alimentaria que tus clientes esperan y merecen. A su vez, es importante que la granizadora funcione correctamente y que tu proveedor te asesore para que siempre esté a punto.

Porque uno de los puntos que diferencia un granizado profesional de uno que no cumple con los criterios de calidad es un detalle muy importante: el grosor del granizado. Es necesario contar con la maquinaria necesaria que nos permita mantener un tamaño del hielo constante, en su punto ideal, para poder ofrecer un producto de calidad y con una granulometría regular. Tal vez te preguntes qué tiene que ver el grosor del hielo con las características del granizado.

Pues es muy sencillo. Está comprobado que para que un granizado resulte suave, equilibrado y fino al paladar, el tamaño del hielo ha de ser fino y pequeño para permitir una buena disolución del ingrediente que aporta el sabor y el color, en este caso el concentrado de limón, de naranja, de fresa, etc. Además, si el tamaño del hielo fuera demasiado grande, resultaría imposible beberlo con la ayuda de una pajita y necesitaríamos tomarlo a cucharadas o esperar a que se deshaga hasta que pierda la textura propia de un granizado.

Es importante también calcular adecuadamente la proporción de concentrado de sabor respecto a la cantidad de granizados. Aparantemente podríamos pensar que cuanto más concentrado de sabor pones, más gusto tendrá tu granizado. Pero el razonamiento no es tan sencillo, ya que un exceso de concentrado podría hacer que tu granizado quede muy cargado o incluso muy ácido. Tu gestor te indicará qué cantidad de concentrado resulta la ideal para conseguir el granizado perfecto y equilibrado en cuanto a acidez, frescura y dulzor.

Como ves, hay varios detalles que son importantes a la hora de realizar un granizado de calidad y garantía. Hay que conocer estos pequeños secretos y trabajar con proveedores de calidad para que puedas ofrecer a tus clientes el granizado más refrescante del verano. Contacta con nosotros y verás que somos especialistas en este mercado.